sábado, 4 de agosto de 2012

¡Cómo me gustan los Mcdonals!

No sólo por las hamburguesas sino también porque tienen conexión gratuita a internet. O al menos en Francia.

Estoy en las afueras de Burdeos haciendo una pausa. Aunque una de las intenciones de este viaje es que mi compañera de aventura haga surf, todavía no hemos llegado a ninguna playa. Nos estamos tomando la ruta con calma. Hoy deberíamos haber llegado ya a la costa, pero es que por el camino hemos encontrado un lago muy bonito y tranquilo y nos dimos un baño para quitar la suciedad acumulada en estos dos días en los que no hemos podido ducharnos. No es que ahora esté completamente limpia, pero por lo menos me he dado un agua.

Nos apañamos en la furgoneta bastante bien. Poco a poco vamos encontrando nuestro sitio y nuestras funciones en este viaje. Yo, como de costumbre, hago el papel de la Virgen de Covadonga: mi amiga conduce y yo la guío. Ella cocina y yo hago de ayudante y limpio los platos.

Hemos dormido al borde de la carrera en unos caminos rurales muy tranquilos desde los que se podía ver la espectacular luna llena que ha habido estos días. Hacemos una comida caliente al día: un día tocó pasta con verduras y al siguiente patatas y zanahorias con salsiki. Por el camino comemos fruta, caramelos, frutos secos y algún capricho, como la hamburguesa que ahora mismo nos estamos comiendo en el Mcdonals o el vino que compramos ayer en el Alcampo y del que dimos buena cuenta en la cena.

No me extiendo más que hay que ahorrar energía, porque no sé cuándo ni dónde podré cargar la batería del ordenador.



Comentarios:
hermana, sigues viva?
 
Ya te queda poco para acercarte ya a casa.. Tenemos ganas de verte y tomar unas cañas para que nos cuentes. Muchos besines de Bar y mios desde San Lorenzo.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]