domingo, 21 de julio de 2013

Alemania profunda

Un verano mas, aquí estoy, en Alemania.

Y este país no deja de sorprenderme, aunque tengo que decir que tengo la suerte de poder sumergirme en la Alemania que los turistas no conocen y que muchos inmigrantes, por muchos años que aquí lleven, llegaran a conocer.

Este fin de semana se celebro la elección del rey y la reina infantil del pueblo natal de mi suegro. Y a el le mandaron una invitacion especial ya que se celebraban los 60 años de su reinado.
Es un pueblo pequeño, no llegan a los 100 habitantes, así que, como os podéis imaginar, no es ningún fieston. Pero tiene su encanto.

El viernes se eligió al rey de la manera tradicional: con una ballesta de madera tienen que disparar a un pájaro hecho de pan que cuelga de un palo. Gana el niño que consigue derribarlo. Y este niño es el que elige a la que sera su reina. Después se hace lo mismo para elegir al virrey pero este dispara a una especie de payaso (la figura del virrey es un poco el premio de consolacion, por eso lo del payaso).

Y el sábado tuvo lugar el desfile en el que desfilo mi suegro con su reina cogido de la mano, junto con las parejas que cumplian los 50, los 40... años de su elección y una banda de música. Después las parejas de este año tuvieron que bailar. Y a mi no deja de sorprenderme que los niños de hoy en día se presten a este juego. Supongo que para ellos es algo normal ya que crecieron viendo esta tradición. Y que digan que los alemanes son fríos, porque todos desfilaron agarrados de la mano de la que hace años era una niña pero hoy es posiblemente la mujer de otro.

Y después a comer tarta y beber café. Y supongo que los que se quedaron hasta mas tarde habrán continuado con cerveza. Nosotros nos retiramos a una hora prudente, a las 4.30. Porque ayer hicimos horario estricto de comidas alemán: desayuno a las 8, comida a las 12.15, café y tarta a las 3.30 y cena a las 7. Cuando me metí en la cama a las 11 de la noche, me rugía el estomago de hambre.

Nota: como siempre quiero aclarar que las faltas de ortografía se deben al teclado alemán. Paso el corrector, pero hay palabras que no me corrige.

Comentarios:
Muy interesante. A ver cuando vienen ellos a ver bailar el corri-corri y la puja del ramo.
Besos.
Si no firmo,¿sabes quién soy?
 
Seguro que les pareceria tan exotico como a mi esto.
Ni idea de quien eres.
 
Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]